logo Getin

¿Quién es Demarco, el flamenco que acumula miles de visitas en ‘Youtube’?

En un año ha pasado de repartir bombonas de butano en Sevilla a lanzar disco con una multinacional, atesorar cientos de seguidores y cerrar una gira de más de cien conciertos

Nuestros sueños es la canción favorita de Camarón de la Isla de Marcos Borrego López, un joven de Utrera que con 38 años no podía imaginar que “ya de mayor, con la vida hecha”, iba a tener la oportunidad de dedicarse profesionalmente a su gran pasión: la música. En las reuniones familiares, su padre interpretaba los temas del gaditano, de Los Chichos o de Gaspar de Utrera. Allí fue donde de niño y con total naturalidad se arrancó a cantar. Ya no paró. “El niño de Marcos canta muy bien”, comentaban los vecinos del pueblo. Por eso decidió quedarse con Demarco Flamenco como nombre artístico.

Camarón, que este año hubiera cumplido 67 años, actuó por primera vez a los cinco y con 19 sacó su primer disco. Marcos ha debutado en la industria discográfica y en un escenario superando la treintena. Su trampolín es el mismo que utilizaron músicos tan dispares y exitosos como Pablo Alborán o el británico Ed Sheeran: la red. Los vídeos de sus canciones superan los 31 millones de visitas en Youtube. En Spotify, su estreno discográfico, Uno (Warner Music) registra diez millones de escuchas.

De cantar en familia pasó a hacerlo en el camión de reparto de bombonas: “Me ponía la radio y cantaba sin parar”. “No estudié porque no era muy paciente y me puse pronto a trabajar”. “He sido de todo: repartidor en la industria cárnica, carpintero… hasta que me puse con el butano”. Una mañana, cansado de tararear siempre las mismas canciones, se propuso escribir una letra. Dentro del vehículo y en una nota de voz del teléfono móvil inmortalizó su primera historia, la de un amor platónico, -Esa carita-. “La colgué en la red y comenzó a tener muchísima repercusión, no me lo esperaba y se la hice llegar por Facebook al músico y productor «Maki» -José Antonio Velasco Ruiz-”.

Desde el principio, el productor vio claro que el joven tenía algo distinto y le propuso un encuentro. Marcos dudó en aceptar la invitación: “Desconfiaba. Menos mal que mi mujer, que me había regalado el equipo con el que grabé el tema, me animó a ir”.

Comenzaron a colaborar juntos y unos meses más tarde pudo subirse a un escenario: “me temblaban las piernas hasta en las pruebas de sonido, no había actuado nunca con público”. “Al escuchar el aplauso de la gente al terminar pensé que quería hacer eso toda mi vida”.

Además de los directos, cada vez disfrutaba más del proceso de creación: “Cuando regresaba a casa, hacía canciones sin parar”. “Creo que el hecho de haber escuchado tanta música ayuda con la composición. Adoro el flamenco y otros estilos como el de Michael Jackson o Dire Straits”. Tiene más de un centenar de vinilos en casa, algunos heredados de su abuelo y una “reliquia” regalo de su suegra: “Camarón con Paco de Lucía del año 76, lo tengo metido en una vitrina”.

Con tanto material y ganas, llegó el momento de hacer su propio disco respaldado por los buenos resultados. Lleva más de 80 conciertos en 2017, llenando aforos de hasta 3.000 personas.

Ha pedido una excedencia en el butano para centrarse en la música. “Si no hubiera sido por las redes sociales no estaría aquí, ha sido como coger un avión”. Un avión que voló aún más alto cuando Sergio Ramos colgó un vídeo haciéndose un tatuaje en el que sonaba y tarareaba una de sus canciones.

El artista reivindica su propia personalidad y estilo -le sacan parecido en la voz con Diego El Cigala o El Junco-. “No hago flamenco, flamenco hace Miguel Poveda o Arcángel, yo hago fusión, me siento más cercano a Ketama por ejemplo”.

La temática de sus canciones navega entre el amor y el desamor. En este sentido, destacan letras como la de Sin ti no vivo o Ahora me doy cuenta, una de sus preferidas porque araña por dentro. A su mujer dedica uno de sus grandes éxitos, Como te imaginé. 

También hay alegrías en la rumba Niña del Aire, tintes rockeros en No digas mentiras o más desnudez acústica en Mírame bien. Aunque la verdadera sorpresa es el tema La Isla del amor, que se acerca al electro latino: “al principio no me atrevía a incluirla, es muy moderna, no sabía si iba a gustar”. Ha gustado y mucho, es número uno en Spotify España con más de seis millones de escuchas y ocupa el puesto 38 a nivel mundial.

El álbum se cierra con Aquí me tienes, un homenaje a su madre y a su padre, que falleció hace unos años. Siente que materializa el sueño que su progenitor no cumplió: “Cantaba mejor que yo, ganó un par de concursos y pudo ir a Madrid a probar suerte pero no lo hizo porque tenía que cuidar de la familia”. 

Demarco ha crecido sin moverse de casa y cuenta con más de 50.000 seguidores de todas las edades que cantan sus canciones. Esto, imaginarse en un gran teatro y escuchar un “ole” desde el fondo de un auditorio lleno es para él la felicidad.

Acaba de recibir el Disco de Oro Digital mientras trabaja en nuevas composiciones. Son los sueños de Marcos Borrego López, Demarco, que como los de Camarón o los de su padre se hacen realidad dentro de una canción.

Contratación

vir@getin.es

Próximos conciertos

30 Abr 2019
Córdoba Sala M100
09 May 2019
Madrid Sala But
17 May 2019
Barcelona Sala Barts Club